El impacto de la fuerza de ventas en la competitividad empresarial

En la actualidad, debido a la globalización, las empresas tienden a tener un alto porcentaje de competitividad, esta competencia se genera en todos los rubros ya que la expansión de mercados ha hecho que dentro de un territorio se introduzcan diversas compañías. Esto ha sido de gran impacto porque ya no únicamente se observan industrias regionales y nacionales sino también con importancia internacional, incrementando así la rivalidad de todos los contendientes. Debido a esto, cada industria busca algo que lo ayude a destacar dentro del mercado, implementando así las mejores estrategias para poder hacerlo y lograr los objetivos establecidos dentro de su Imagen Corporativa.

Uno de los elementos que influye de manera significativa en el mercado empresarial es la fuerza de ventas que posee una organización, ya que sólo tienen un impacto a nivel externo sino también a escala interna. Para que la compañía pueda sobresalir en el entorno empresarial, es necesario que se desarrollen estrategias basadas en las acciones de los competidores más fuertes, con el objetivo de que se puedan analizar las actividades que los adversarios han realizado y así mejorarlas dentro de la empresa. Es necesario comprender que el éxito de una organización se basa en qué tan bien planeadas están las estrategias, y esto se logra a través de la investigación.

Es cierto que existen muchos métodos para sobresalir en el mercado empresarial, pero aquel que puede tener mayor impacto es el de proporcionarle al cliente aquello que necesita o poder generar una necesidad en el público general. Esto se puede realizar por medio de bajos precios, ofertas o la combinación de elementos que sean atrayentes para el consumidor como lo es la calidad; creando así una necesidad hacia las personas y un diferenciador dentro de la competencia. Las personas que se encargan de realizar este tipo de métodos deben de ser personas que tengan un nivel de desempeño favorable que sepan identificar los objetivos específicos y el impacto de la empresa dentro del mercado para que así el planteamiento que sugieren pueda alcanzar sus metas a corto o largo plazo.

Las estrategias son las que les aportarán a las ventas la fuerza necesaria para direccionarla a metas que sean medibles. Y esto se logra a través de un elemento clave dentro de las ventas, el vendedor. Esta figura es la que se encarga de que las utilidades y la satisfacción al cliente aumente. Por otro lado, es aquel que realiza la gestión de ventas, aquel que puede proporcionar información valiosa del o los clientes en cuanto a sus necesidades y su pensar respecto al servicio o productos que ofrece la compañía. A pesar de que la fuerza de ventas (vendedor) se encargue de las ventas, a veces es necesario contar con un CRM que facilite la administración del equipo de ventas.

Por lo tanto, si una empresa desea tener presencia en el mercado, es necesario que en la toma de decisiones se considere al departamento de ventas, principalmente al vendedor ya que es el que está en constante comunicación con los consumidores, proporcionando la información necesaria para el desarrollo de estrategias que permitan el éxito de la empresa y mejorar su posicionamiento dentro de la competencia.